El mobiliario depende del producto a la venta ya que éste condicionará la manera de preparar tu establecimiento.

En primer lugar hay que decidir el diseño que se quiere desarrollar. Es frecuente recurrir a las distribuidoras de equipamiento para que se encarguen del desarrollo integral. Pero siempre puedes ocuparte tu mismo  y comprar el
mobiliario, lo que hay que tener claro es como se quiere mostrar el producto. No olvides que lo que no se ve no se vende.

El mobiliario esencial de toda tienda es el mostrador. Es el lugar destinado a la atención del cliente, preparación de paquetes y además un punto propicio para incitar a las compras de pequeños artículos y accesorios.

También es el punto de cobro y aquí se presenta la duda de que sistema utilizar. El terminal de punto de venta (TPV) es el sistema de cobro más completo, el PC es el más barato y las cajas registradoras son las más resistentes.

Otros elementos fundamentales son los expositores. Como por ejemplo:

-Sistemas de soporte para aprovechar el espacio de las paredes.

-Góndolas, que permiten exponer artículos en los espacios centrales.

-Vitrinas para mostrar productos que sean preciso proteger.

-Percheros y probadores. Imprescindibles en tiendas de moda.

-Cámaras y vitrinas refrigeradoras. Para comercios de alimentación perecedera.

Aunque no debes olvidarte de los pequeños detalles como balanzas (sector alimentación), etiquetadoras, pistola de navets (pequeños hilos de plástico que se usan para enganchar etiquetas con datos del articulo), cestas…

Finalmente debemos tener en cuenta elementos como la iluminación, el hilo musical, el escaparate y el sistema antirrobo.