31. enero 2012 · 1 comentario · Categories: General · Tags: , , , ,

Escrito el Martes, 31 enero 2012 por

 

Confieso que  de cuando en cuando, muy de vez en cuando, me gustaría ser uno de esos supermandatarios, pero sólopor puro cotilleo.  Lo cierto es que la cámara indiscreta que ayer pilló a Rajoy vendiendo firmeza a otros dos presidentes, hizo que quisiera ser uno de esos, pero creo que debo explicarte por qué.

Todos hablan , y en Simbiotika lo hemos hecho en alguna ocasi√≥n, que hay una mano que mece la cuna, que mueve el mundo. Cada vez hay m√°s que sit√ļan a esa mano en Goldman Sachs, parece que es el verdadero due√Īo del mundo.

Pues bien, a mi me gustar√≠a estar en el pellejo de un presidente importante para comprobar si mandan o no, para descubrir hasta qu√© punto los pa√≠ses son due√Īos de la defensa de sus intereses o si esto es una especie de teatrillo con el bacalao vendido y con el fin de la crisis escrito en la agenda de Goldman, no antes.

Y si me lo dijeran, si me mandaran si yo fuera presidente, me gustar√≠a poder hablarles de Simbiotika mientras les mando muy, muy lejos. Me gustar√≠a contarles tu historia, el d√≠a a d√≠a de un emprendedor lleno de ilusi√≥n que jam√°s se doblegar√° ante ning√ļn Goldman Sachs, aunque fastidiarte s√≠ que te est√°n fastidiando.

Me gustaría decirles también que cuando todo esto acabe, y acabará para todos del mismo modo, cuando esos que mecen la cuna estén en una cama y les tengan que mecer a ellos, entonces los emprendedores de Simbiotika seguiremos bien firmes, con la mirada bien al frente, porque lo que hicimos lo hicimos para bien, a pesar de la mano que mecía la cuna, todo por un mundo mejor para nuestros hijos. Eso me gustaría.